The Garden of Delights - Centro Dramático Nacional

The Garden of Delights

Creación y dirección Philippe Quesne
Inspirada libremente en El jardín de las delicias de El Bosco

 

12 ABR – 14 ABR 2024
Viernes y sábado a las 20:00, domingo a las 12:00 | Duración: 2 h aprox.

Espectáculo en francés con sobretítulos en castellano.

Teatro Valle-Inclán | Sala Grande

Se ruega llegar con suficiente antelación, ya que una vez iniciada la función no se permitirá el acceso a la sala.
Para recoger las entradas, nuestras taquillas permanecerán abiertas de lunes a domingo de 14:30 a 20:30.

EQUIPO

Creación y dirección

Philippe Quesne

Textos originales

Laura Vázquez

Dramaturgia

Éric Vautrin

Reparto

Jean-Charles Dumay, Léo Gobin, Sébastien Jacobs, Elina Löwensohn, Nuno Lucas, Isabelle Prim, Thierry Raynaud y Gaëtan Vourc'h

Escenografía

Philippe Quesne

Iluminación

Jean-Baptiste Boutte

Vestuario y esculturas

Karine Marques Ferreira

Sonido

Janyves Coïc

Utilería

Mathieu Dorsaz

Asistente

François-Xavier Rouyer

Ayudante de escenografía

Élodie Dauguet

Ayudante de vestuario

Estelle Boul

Producción

Théâtre-Vidy-Lausanne y Vivarium Studio

Coproducción

Centro Dramático Nacional, Festival d'Avignon, Ruhrtriennale, Athens Epidaurus Festival, Tangente St. Pölten - Festival für Gegenwartskultur, Théâtre du Nord CDN Lille Tourcoing Hauts-de-France, Maison de la Culture d'Amiens Pôle européen de création et de production, Les 2 Scènes Scène nationale de Besançon, MC93 Maison de la culture de Seine-Saint-Denis Bobigny, Maillon Théâtre de Strasbourg Scène européenne, Kampnagel, Festival Next, Scène nationale Carré-Colonnes Bordeaux-Métropole, Berliner Festspiele, National Theater y Concert Hall Taipei

Sinopsis

En parte bestiario medieval, en parte ciencia ficción ecológica y en parte western contemporáneo, The Garden of Delights es una epopeya retrofuturista que nos lleva de viaje a los mundos venideros. Philippe Quesne se ha inspirado libremente en El Jardín de las Delicias, el famoso tríptico de El Bosco, conocido por sus alegorías fantásticas y otras figuras quiméricas que navegan entre el infierno y el paraíso.

Al igual que el pintor del siglo XV, el reparto y el equipo de Philippe Quesne exploran, con melancólica curiosidad, las esperanzas e incertidumbres de una época en transición. Las fábulas de Vivarium Studio exploran mundos al límite del nuestro, donde todas las formas de heroísmo han dado paso a la fantasía desenfadada y a las utopías pacientes. La relación entre naturaleza y cultura se difumina, y cada uno de nosotros se aventura a formular respuestas lúdicas a las amenazas a las que nos enfrentamos.


Nota del autor

The Garden of Delights es el relato polifacético y colorista de un grupo de humanos reunidos en un lugar visiblemente apartado del mundo, que se proponen realizar, en un sentido práctico y cinematográfico, su utopía: una vida libre, sin separación, sin distinción, en la que seres y especies convivan en armonía. Como al final de la Edad Media, la fábula se encuentra en un periodo de transición, en plena metamorfosis de sus narraciones y competencias.

No podían distinguir entre lo real y lo artificial, que constituían sus paraísos temporales. Lo fabuloso se codea con lo concreto, lo imaginario tiene un uso práctico. Hay que cavar en la tierra para encontrar agua, que se convierte en Fuente de Vida, por ejemplo. Los elementos naturales y artificiales son a la vez protectores y protegidos.

La trama sigue varios hilos narrativos entrelazados: podría ser la búsqueda colectiva de un modo de vida diferente, solidario y pacífico, con sus rituales y sus bucaneros al servicio de la causa, y tal vez sus trampas; podría ser el rodaje de una película al estilo de Fellini en Entrevista, entre tomas de escenas rodadas en otros espacios naturales y recreaciones in situ sobre un fondo verde – hasta el punto de que la distinción entre los que actúan y realizan la película y los habitantes de este lugar no es evidente ; y la amenaza siempre presente, aunque difusa, de catástrofe, provocada por un cambio repentino del clima o la destrucción de este espacio vital por cazadores o excavadoras – ¿Podría ser éste el nombre de una nueva urbanización que se va a construir?

Phillipe Quesne

EQUIPO

Creación y dirección

Philippe Quesne

Textos originales

Laura Vázquez

Dramaturgia

Éric Vautrin

Reparto

Jean-Charles Dumay, Léo Gobin, Sébastien Jacobs, Elina Löwensohn, Nuno Lucas, Isabelle Prim, Thierry Raynaud y Gaëtan Vourc'h

Escenografía

Philippe Quesne

Iluminación

Jean-Baptiste Boutte

Vestuario y esculturas

Karine Marques Ferreira

Sonido

Janyves Coïc

Utilería

Mathieu Dorsaz

Asistente

François-Xavier Rouyer

Ayudante de escenografía

Élodie Dauguet

Ayudante de vestuario

Estelle Boul

Producción

Théâtre-Vidy-Lausanne y Vivarium Studio

Coproducción

Centro Dramático Nacional, Festival d'Avignon, Ruhrtriennale, Athens Epidaurus Festival, Tangente St. Pölten - Festival für Gegenwartskultur, Théâtre du Nord CDN Lille Tourcoing Hauts-de-France, Maison de la Culture d'Amiens Pôle européen de création et de production, Les 2 Scènes Scène nationale de Besançon, MC93 Maison de la culture de Seine-Saint-Denis Bobigny, Maillon Théâtre de Strasbourg Scène européenne, Kampnagel, Festival Next, Scène nationale Carré-Colonnes Bordeaux-Métropole, Berliner Festspiele, National Theater y Concert Hall Taipei

Biografía

Philippe Quesne

Philippe Quesne

Se forma en artes visuales y crea escenografías para teatro y ópera. En 2003 funda la compañía Vivarium Studio y produjo espectáculos que dieron la vuelta al mundo: La Démangeaison des wings (2006), D’après nature (2006), L’Effet de Serge (2007), La Mélancolie des dragons (2008), Big Bang (2010), El club del pantano (2013). Desde 2014, dirige el Centre dramatique national  Nanterre-Amandiers donde creó  Le Théâtre des negociations (2015) con Bruno Latour y su equipo, La Nuit des taupes (2016) y  Crash Park, la vie d’une île (2018).

Leer más

Diseña performances e instalaciones para diferentes  exposiciones, incluida la Bienal de Lyon en 2017 y 2019.

En el extranjero, creó Caspar Western Friedrich (2016), Farm Fatale (2019) en el Kammerspiele de Múnich y puso en escena la ópera Usher (2018) en el Staatsoper de Berlín. En 2019, su instalación Microcosm ganó el premio Country Pavilion en la Cuadrienal de Praga; Philippe Quesne diseña el  Parcours Jean-Luc Godard / Image Book  en Nanterre-Amandiers. En 2020 diseñó las escenografías de los espectáculos de Gwenaël Morin, Le Théâtre et son double, y de la coreógrafa Meg Stuart, Cascade. En 2021, creó una nueva pieza de ciencia ficción, Cosmic Drama, en el Theatre Basel y Das Lied von der Erde de Gustav Mahler con el Klangforum de Viena en el Wiener Festwochen.

© Amélie Blanc